¿Tu Black Friday fue un desastre? ¿Que entre pitos y flautas has tenido menos beneficios netos?

Voy a repasar algunos de los errores más comunes que he visto durante este Black Friday:

La mayor parte de las pequeñas empresas no han planificado lo más mínimo sus campañas y han enviado un “email guarripeich” mal pensado y a destiempo. Este es el peor error en el que podemos caer. La camapaña de Blabk Friday es el evento estacional más importante del año y debe empezar a prepararse como mínimo a principios de noviembre.

Lo que se repetía con mayor frecuencia eran emails mal escritos o con faltas de ortografía, landing pages mal testadas que no procesan los códigos o no aplican el descuento, checkouts tediosos mal optimizados o subidas de precio repentinas para luego aplicar un descuento… En definitiva, errores fáciles de solucionar que se dan por no tomarse el tiempo necesario para hacer las cosas bien y hacer las pruebas suficientes. Son errores imperdonables.

Por otro lado, algo que desgraciadamente está de moda, pero que este año curiosamente he visto menos, es la conversión del Black Friday en un Black Week o, peor aún, en un mes negro en el que, como su propio nombre indica, lejos de facturar mucho más, han facturado bastante menos.

Y ahora viene Navidad. ¿Vamos a hacer lo mismo? Por supuesto que no, porque voy a darte unos tips muy sencillos para que todo vaya mucho mejor:

  • Empieza a planificar YAAAAAA.
  • Recuerda que el día 24 ya es tarde. Dimensiona todo tu negocio para poder servir antes del día 24 y deja claras las expectativas para los envíos.
  • Prepara emails y ads para que se apoyen mutuamente durante la campaña.
  • Dedica el tiempo necesario para que los emails y los anuncios tengan objetivos concretos y con textos impecables.
  • Como habrás visto, los costes de adquisición han vuelto a marcar récords. Deja el tráfico frío y céntrate en el retargeting.
  • Tienes un mes para nutrirte con nuevos leads.
  • Crea flujos de correo electrónico de postventa y carrito abandonado.
  • No olvides el ángulo “para regalar”.
  • No hagas descuentos, utiliza la escasez y la urgencia.
  • Testea, testea, testea y vuelve a testear.
  • Y por lo que más quieras… No engañes.

Recuerda que tienes muy poco tiempo para reaccionar y que tus últimas acciones deben realizarse con la antelación suficiente para que los productos lleguen a tiempo antes del día 24. Mete quinta, acelera y ponte en contacto conmigo aquí si necesitas ayuda.

Etiquetas:

Entradas relacionadas: